Destacan propiedad intelectual generada en la Utalca

0
175

La gestión de la propiedad intelectual ha evolucionado en la Universidad de Talca, posicionándose como un medio imprescindible para transformar resultados de investigaciones en tecnologías útiles que contribuyan al desarrollo económico y social.

La innovación y la transferencia tecnológica son parte de la tercera misión universitaria, donde destaca el rol de aplicar la ciencia para aportar a los desafíos nacionales e internacionales, promoviendo la transmisión de información científica y tecnológica para resolver las necesidades del entorno.

La Dirección de Transferencia Tecnológica (DTT), en su rol vinculador con el medio, difundió el día mundial de la propiedad intelectual, instaurado el 26 de abril por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Relevando los servicios disponibles para proteger las invenciones y creaciones desarrolladas en la Universidad.

El vicerrector de Innovación y Transferencia Tecnológica, Gonzalo Herrera, expresó “Los activos intelectuales protegidos son el medio para negociar un paquete tecnológico con un tercero interesado en utilizar un bien intelectual producido en la Universidad. Para definir lineamientos y estrategias en materia de transferencia tecnológica, la Utalca cuenta con un Comité de Propiedad Intelectual, encargado de decidir la pertinencia de la protección de invenciones o tecnologías, según su proyección, impactos e interés del mercado”.

En su afán de establecer aplicaciones de la ciencia, desde el 2009, la Casa de Estudios cuenta con 33 activos intelectuales protegidos, con siete patentes otorgadas en Chile y en el extranjero, cinco registros de variedades vegetales de álamo; seis solicitudes de variedades vegetales de clones de maqui en proceso de registro; ocho softwares protegidos por derecho de autor y 21 solicitudes de patentes de invención en trámite.

Para el director del Centro Tecnológico de la Vid y el Vino, Yerko Moreno, es un orgullo patentar en Europa la vasija de vinificación creada en Colchagua. “Un equipo multidisciplinario trabajó en el diseño de una tinaja asimétrica con un cuello inclinado elaborada con arcilla de la zona. Este proyecto surgió en la exploración permanente que realizamos como Centro para agregar valor a la producción vitivinícola”.

Actualmente existe un reglamento de Propiedad Intelectual e Industrial y Transferencia Tecnológica que busca resguardar los derechos y obligaciones de la relación entre la Casa de Estudios, sus alumnos y funcionarios para la protección de creaciones. Esta nueva cultura ha sido implementada gracias al Convenio de Desempeño de Apoyo para la Innovación en Educación Superior (CD INES) y el proyecto Consolidación de Oficina de Transferencia y Licenciamiento (OTL 3.0) de Corfo.

La asesora legal de la DTT, Maribel Muñoz, expresó, “Hemos establecido procedimientos claros sobre cómo iniciar el proceso de protección. Contamos con consultores externos para las diferentes áreas, hemos realizado charlas y talleres en vinculación con INAPI, Sercotec, el Servicio Agrícola y Ganadero, etc. Además, se creó un Manual de Propiedad Intelectual para la Transferencia Tecnológica, generando un creciente interés por parte de la comunidad en materias relacionadas con la titularidad y formas de protección de los resultados de investigación”.

LECTURA DE FOTO: Vasija modelo 2010 patentada por la Universidad de Talca en Europa.