Software desarrollado por la UTalca permite detectar ideas suicidas en adolescentes y ha identificado 183 casos en el Maule

0
128

Un grupo de académicos de la Facultad de Psicología de la Universidad de Talca presentó, este miércoles, los primeros resultados que arrojó la utilización de un software -desarrollado por investigadores de esa casa de estudios- que permite detectar tempranamente trastornos de salud mental y conducta suicida entre adolescentes.

Gracias a esta herramienta tecnológica, ya se han identificado 183 casos de escolares en riesgo, quienes están teniendo la posibilidad de recibir atención para abordar sus problemas de salud mental, lo que permitirá prevenir situaciones de peligro para sus vidas.

Desde marzo se ha trabajado en nueve colegios de siete comunas de la Región del Maule y se ha aplicado a 1.388 personas, entre los 13 y 18 años. En las próximas semanas se sumarán otros dos establecimientos educacionales de la zona.

“Los datos demuestran que el software es capaz de identificar a aquellas personas que, estando en riesgo, no habían sido detectadas por los colegios, psicólogos y establecimientos de salud”, comentó el jefe del proyecto y académico de la UTalca, Daniel Núñez.

De acuerdo con los resultados de la intervención, el 36% de los 183 adolescentes con problemas nunca habían recibido ningún tipo de intervención. Además, el 20,2% ha tenido uno o más intentos suicidas previos a la detección.

Núñez detalló que el 73% de los escolares que fueron identificados con problemas graves fueron derivados a atención psicológica. “Las principales conductas que se pueden visualizar en un adolescente que está en riesgo son: síntomas de ansiedad, depresión, consumo excesivo de alcohol y drogas, algunos problemas de conducta alimentaria, ideación suicida alguna vez en la vida y estrés post traumático”, indicó.

En tanto, Cristóbal Latorre, psicólogo del Liceo Valentín Letelier de Linares, destacó el apoyo que significó la utilización del software en el establecimiento: “Se logró descubrir nuevos casos que no habían sido visualizados”.

Mediante la aplicación de esta tecnología se identificó entre los adolescentes síntomas ansiedad, en el 36,30%; síntomas depresivos, en el 31,8%; síntomas de trastorno de estrés postraumático, en el 24,7%; síntomas de trastorno de conducta alimentaria, en el 11,8%; ideación suicida durante el mes, en el 12,3%, ideación suicida en la vida, 20,6%.

Rosario Spencer, académica de la Facultad de Psicología de la UTalca que también es parte del proyecto indicó que los principales factores que propician la ocurrencia de trastornos de salud mental en los adolescentes son la violencia familiar, el maltrato infantil, abuso de alcohol y otras drogas.

Spencer explicó que se ha identificado, además, que los alumnos que repiten de curso tienen peores indicadores de salud mental en prácticamente todos los síntomas. Si bien esto no permite obtener conclusiones sobre causalidad, dijo muestra que la salud mental es un factor importante que se asocia al rendimiento académico.

Los investigadores de la UTalca estiman que, si el software está acompañado de un buen sistema de referencia y contra referencia, entre salud y educación, podría ser una herramienta útil para detectar tempranamente, antes de que ocurran crisis de salud mental y crisis suicidas, en un importante número de adolescentes.

“Existe mucha evidencia que muestra que los problemas de salud mental pueden ser abordados con éxito si son detectados a tiempo. La prevención es una alternativa posible para una gran cantidad de enfermedades mentales, y en ese sentido educar a la población para identificar indicadores iniciales que puedan evitar la aparición de trastornos genera beneficios para la persona afectada, para su familia, para la política pública y también tiene un efecto económico positivo porque se pueden evitar altos costos en tratamientos”, concluyó el académico Daniel Núñez.

El proyecto fue financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional del Maule y en la práctica funciona mediante un cuestionario, con preguntas que apuntan a detectar síntomas, que puede ser contestado desde un computador, notebook o tablet. Las respuestas son procesadas posteriormente con un software.

Jornada

Los resultados se dieron a conocer en el marco de la “Jornada Prevención de Trastornos de Salud Mental y Conducta Suicida en Adolescentes y Jóvenes”, realizada en la U. de Talca, actividad en la que participaron autoridades regionales y universitarias.

En la ocasión, Vania Martínez, académica de Universidad de Chile, realizó una presentación sobre la salud mental en estudiantes universitarios. “Un tercio de los jóvenes ya tienen antecedentes de problemas de salud mental al entrar a la universidad. Depresión, ansiedad y abuso de alcohol y drogas son los problemas más frecuentes que tienen como consecuencias negativas: abandono de carrera universitaria y peor funcionamiento en vida profesional”, detalló la docente.

“Los jóvenes que vienen de regiones, provenientes de liceos públicos y de bajo nivel socioeconómico son los que presentan mayor riesgo de padecer algún trastorno de salud mental”, afirmó Martínez.

Por su parte, Graciela Rojas, también profesora de la U. de Chile, hizo hincapié en que es evidente que los problemas de salud mental han aumentado significativamente en Chile y que el acceso a recursos y atención de salud mental son aún muy limitados.

“Los países desarrollados nos han demostrado que intervenciones en línea, empleando las tecnologías, puede ser eficaz. Dado el fuerte aumento del acceso a internet en los países de ingresos bajos y medios, creemos que las intervenciones en línea tienen la potencialidad de ayudar significativamente en el acceso a atención de salud mental a un más bajo costo”, concluyó.

Innovación social

“Una sociedad mentalmente sana es una sociedad feliz. Cuando uno ve los países que tienen estándares de desarrollo mayor que el nuestro, se da cuenta que son sociedades felices con una preocupación importante por la salud mental”, subrayó Pablo Villalobos, vicerrector de Innovación y Transferencia Tecnológica de la Universidad de Talca, en el marco de esta actividad.

En esa línea, valoró que este proyecto se haya volcado hacía los jóvenes de la región del Maule y “el poder detectar de manera preventiva es un ejercicio importante que una sociedad feliz debe practicar. En ese sentido, este proyecto FIC tiene el apoyo de la Vicerrectoría, por cuanto se trata de innovaciones sociales y públicas. Este tipo de proyectos van cambiando los paradigmas”.