Expertos analizan exigencias regulatorias de inocuidad en la industria hortofrutícola

0
129

Empresarios de la agroindustria de la Región del Maule conocieron los principales componentes de la Ley de Modernización de la Inocuidad de los Alimentos (FSMA) relativo a productos agrícolas frescos y controles preventivos para productos de consumo humano y su aplicación en la implementación de un plan de inocuidad.

El encuentro organizado por la Dirección de Transferencia Tecnológica y la empresa 3M reunió a actores de la industria alimentaria con el fin de informar sobre esta nueva regulación norteamericana, abordando sistemas de gestión y controles preventivos, junto con el uso de herramientas para gestionar la inocuidad y lineamientos de buenas prácticas.

El vicerrector de Innovación y Transferencia Tecnológica, Pablo Villalobos, destacó la importancia del sector agroalimentario para la Región del Maule. “El sector representa más del 30% del valor total de las exportaciones destacando las hortalizas y fruta procesada, vinos, fruta fresca y semillas siembra. Por lo tanto, es importante organizar este tipo de actividades para apoyar con conocimiento y de esta manera fortalecer el aumento de la competitividad de la agroindustria hortofrutícola regional”.

La ley estadounidense (Food Safety Modernization Act), más conocida como FSMA es la ley más radical aprobada por EE.UU. en esta área. La FDA está cambiando el enfoque de la inocuidad alimentaria de un sistema que responde a los brotes a uno que busca prevenirlos. Quienes producen o exportan alimentos para consumo humano o animal dirigido al mercado norteamericano requerirán seguir ciertos lineamientos que aseguren el cumplimiento de esta nueva ley.

El tema debe ser una preocupación, insisten los expertos, ya que podría darse que si nuestra fruta está contaminada, un mercado diga que ya no recibirá más productos de Chile, lo que es una amenaza tremenda y es un desafío que tiene toda la agricultura, de avanzar en cómo mejorar la calidad de riego.

Entre los expositores estuvo el director de Transferencia Tecnológica, Michel Leporati, quien fue secretario ejecutivo de la Agencia Chilena para la Calidad e Inocuidad Alimentaria (ACHIPIA). “Estas nuevas normas buscan minimizar riesgos a la salud humana, con el doble propósito de prevenir la contaminación de los alimentos y proteger a los consumidores de las enfermedades que pueden ser transmitidas por éstos. Desde mi punto de vista, el marco regulatorio es una oportunidad para que las empresas puedan introducir estas mejoras para mantener sus mercados y obtener nuevos negocios”, aseguró.

En su afán de proteger la salud de los consumidores y colaborar con la difusión y transferencia de conocimiento y tecnología para elevar los estándares de la industria y garantizar que la inocuidad de los alimentos sea una de herramienta concreta que se pueda llevar a cabo, la empresa internacional 3M impulsó esta alianza con la Universidad para realizar por primera vez un seminario en Talca.

La gerenta técnica de 3M Food Safety para Latinoamérica, Michele Fontanot, expresó que “escogimos el Maule porque es una de las principales regiones que se dedican justamente a la parte hortofrutícola en Chile. Y dado que el FSMA les aplica ya sea por producción primaria fresca o por controles preventivos para alimentos humanos, creímos que es una herramienta que debía levantar el interés y que va a ser muy necesaria para mantener las exportaciones a Estados Unidos”.

“Nuestra empresa exporta fruta procesada principalmente a Estados Unidos, entonces esto nos compete directamente, ya que estamos bajo estas regulaciones. Hace algún tiempo tenemos implementadas normas de gestión de inocuidad internacionales y hemos adecuado nuestros sistemas para cumplir con la prevención, cumplimiento e inspección”, expresó Felipe Giacaman, export manager de Frucol.