DIT Lanza Polo Tecnológico Alimentario Regional

0
430

El proyecto de la Utalca, financiado por el Gobierno Regional del Maule pretende revolucionar la industria alimentaria local con la implementación de un parque tecnológico que impulse la innovación y el desarrollo.

 

El pasado 3 de septiembre la Dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica de la Universidad de Talca, lanzó junto a autoridades regionales, el Polo Tecnológico Alimentario, proyecto que es financiado por el Gobierno Regional del Maule a través del Fondo de Innovación para la Competitividad- FIC-, y apoyado por la Seremi de Agricultura de la Región del Maule.

La Gobernadora Regional del Maule, Cristina Bravo Castro, señaló que “quiero destacar este proyecto ejecutado por la Universidad de Talca y financiado por el Gobierno Regional del Maule, ya que es una iniciativa que busca la instalación de una red para la innovación y desarrollo de la industria alimentaria de la Región del Maule, alineado con las tendencias de mercado y necesidades de los consumidores”.

Mediante la articulación de los agentes públicos, privados y la academia, y bajo el alero de la Vicerrectoría de Innovación de la Universidad de Talca, el Polo busca integrar la oferta y demanda tecnológica, promover la investigación y el desarrollo, desarrollar capacidades en innovación y emprendimiento, atraer inversión a la Región y potenciar las ventajas y capacidades del Maule como el principal espacio alimentario de Chile.

“Cuando observamos los sistemas agroalimentarios de países desarrollados, vemos que la inter y transdisciplina cobran una relevancia muy importante. Ninguno de estos sistemas representativos a nivel internacional deja de lado la integración entre distintos actores; públicos, privados, sociales y de la academia, tal como pretende articular el presente proyecto, explicó Pablo Villalobos, Vicerrector de Innovación de la Universidad de Talca. «El desarrollo de este tipo de proyectos es muy relevante para el ecosistema maulino, especialmente para que emprendedores del área de alimentos sean acogidos y acompañados por equipos técnicos, laboratorios y empresas que se unan a este desafío, pudiendo marcar un hito y dar una pauta a otras regiones del país, entregando las herramientas necesarias para que los emprendedores y empresas vayan mejorando sus sistemas productivos, tecnológicos y empresariales, con el propósito de que sean más competitivas para alcanzar nuevos mercados nacionales e internacionales de una manera óptima”, finalizó.

Dentro de las metas del proyecto se destacan la integración territorial de oferta y demanda tecnológica, un Programa de vinculación emprendedores /industria alimentaria regional, para estimular la innovación en línea con las tendencias de consumo, atracción de inversiones para financiar innovación, nuevos proyectos y tecnologías para la industria alimentaria y programas de formación continua.

“Entre las muchísimas bondades que ofrece el Maule, tenemos investigadores dedicados al desarrollo y la investigación en pos del progreso y que todas estas soluciones, desarrollo, tecnología y transferencias que genera la innovación serán usadas para el bienestar de las personas, especialmente en el Maule, corazón del alimento de Chile. El Polo toma estos elementos y los pone a disposición del ecosistema para identificar las distintas capacidades regionales, desarrollo e innovación”, destacó Paulina Assmann, Seremi de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de la Macrozona Centro Sur.

Además del Gobierno Regional y la Universidad de Talca, el proyecto cuenta con el respaldo de prestigiosas entidades del mundo público, privado y academia, regionales y nacionales expertas, entre otras cosas, en materia de I+D+i, tales como la Universidad Católica del Maule, HUB Alimentos, ChileAlimentos, el Centro de Innovación de Concha y Toro (CII), CEAP, la Asociación Chilena de Venture Capital (ACVC) y el Tecnopolo de la Universidad de Parma, Italia e IDOM de España.

“La Universidad Católica del Maule comparte el interés y compromiso de este proyecto de promover el desarrollo de alimentos funcionales de primera calidad, con una marca regional, que vincule a las empresas con emprendedores y la universidad e impacte positivamente en la comunidad, respetando su idiosincrasia y cultural, a la vez que promueva nuevas tendencias. Creemos que la trasferencia – tecnológica- que se realizará será relevante para fortalecer la articulación entre ciencia, industria y academia del maule, proyectándose luego a toda la macrozona y el país, además de potenciar la calidad de la producción alimentaria de la región”, señalo M. Teresa Muñoz, Vicerrectora de Investigación y Postgrado de la Universidad Católica del Maule.