Alianza UC Davis Chile: innovación y tecnología para la vitivinicultura

0
134

13 de julio de 2015

Múltiples investigaciones, generación de conocimiento y nuevas tecnologías para mejorar la industria agroalimentaria, forestal y vitivinícola del país, son algunos de los objetivos de la alianza vigente desde abril pasado entre nuestra Casa de Estudios y el Centro de Excelencia Internacional de la Universidad de California Davis en el país (UC Davis Chile), convenio de colaboración que también es integrado por la U. Andrés Bello, U. de Tarapacá, junto a las viñas Concha y Toro, y San Pedro.

La labor científica con UC Davis Chile —el primer centro que abre esa universidad estadounidense fuera de sus fronteras y que es cofinanciado por Corfo, a través del Programa de Atracción de Centros de Excelencia Internacional— también permitirá establecer una plataforma para intercambiar conocimientos y establecer redes de colaboración académica.

“Incorporarse a una red de entidades en el ámbito del desarrollo agrícola en particular —y de la vitivinicultura, que es una de nuestras áreas fuertes— significa formar parte del centro más potente probablemente que hay en nuestro país en este rubro”, señaló el vicerrector de Innovación y Transferencia Tecnológica, Gonzalo Herrera.

Agregó que se generará una sinergia entre instituciones y empresas nacionales, con investigación, desarrollo y transferencia de tecnología.

GRANDES ALIANZAS

“Esta es una gran apuesta que está haciendo la Universidad de Talca a nivel país, comprometiéndose con una alianza internacional tal como viene participando desde hace varios años en el proyecto Fraunhofer ”, dijo el vicerrector, respecto a la División de Nanobiotecnología de la Fundación Fraunhofer Chile, que funciona en dependencias del Campus Talca.

“El trabajo conjunto con UC Davis significa además, un aporte a la internacionalización de la UTALCA, debido a la posibilidad de intercambios académicos entre investigadores” sostuvo.

La idea, fue ratificada por el investigador de UC Davis, Darío Cantú quien estudia la genética de clones de vides para mejorar la industria vitivinícola chilena. “Es una oportunidad increíble para nosotros y para ustedes, el colaborar juntos en proyectos que tienen intereses gigantes para la industria de este país y también para la industria de California”, afirmó.

En tanto, Pablo Zamora, director científico del centro en Chile, se refirió a las posibilidades de colaboración que se generan a partir del trabajo de esta alianza. El convenio también representa un importante impulso que trasciende a la Universidad, para impactar en la Región del Maule, ya que la búsqueda de la innovación en el sector productivo, además, permitirá a los pequeños agricultores acceder a nuevas tecnologías, lo que generará bienestar social y económico en la región.

 

CUATRO INVESTIGACIONES

“La idea es que nuestra Casa de Estudios completa pueda verse beneficiada a través de la participación que tengamos en UC Davis. Aquí no hay una prioridad para los centros tecnológicos, sino para todos quienes dentro de la Universidad quieran y se interesen por aprovechar estas oportunidades que se abren”, afirmó el vicerrector de Innovación.

Como socio estratégico de UC Davis Chile, la UTALCA participará en tres de los cuatro proyectos científicos definidos.

Uno se relaciona con el control y el conocimiento de enfermedades de la madera en vides y será liderado por el académico Mauricio Lolas. Explicó que en una primera etapa se creará una herramienta para la detección rápida de fitopatógenos alojados en las plantas de vid, los cuales afectan la madera. “Es una de las principales limitantes en la productividad de este cultivo en Chile. En una segunda etapa, se evaluarán las mejores estrategias de mitigación de estas enfermedades, tanto en viveros como en los viñedos de nuestra región”, precisó Lolas.

Agregó que el convenio de colaboración favorecerá la internacionalización del trabajo científico en la UTALCA. “Esto, gracias a esta alianza con una de las mejores universidades de Estados Unidos en el área agrícola. Además, la posibilidad de intercambio de investigadores en conjunto con el recibimiento de postdocs, seguirá fortaleciendo a la Facultad de Ciencias Agrarias”, señaló.

El segundo proyecto, a cargo de la Universidad Andrés Bello, busca identificar la genética o pedigree de las distintas cepas viníferas en condición de plantiles, lo que permitirá hacer un verdadero mapeo del país.

La tercera línea de investigación se centra en el cambio climático y la eficiencia en el uso del agua y energía, y en ella participan los investigadores del CITRA, Samuel Ortega y César Acevedo. Esta línea de estudio será dirigida por la Universidad de Tarapacá.

“Con el profesor César Acevedo vamos a evaluar la variabilidad espacial en los campos y veremos cómo se comporta el estrés hídrico. La idea es realizar un estudio genético en las viñas y poder interpretar qué sucede con la planta, ayudados luego con la utilización de drones e imágenes satelitales”, sostuvo Ortega. Asimismo, indicó que comprobarán si la tecnología desarrollada por los científicos estadounidenses puede funcionar en las condiciones climáticas de Chile.

Finalmente, la cuarta línea de investigación es transversal a las tres anteriores e involucra la participación de las Viñas Concha y Toro y San Pedro. Esta iniciativa, que se basa en el mejoramiento de la calidad de los viñedos y las bodegas, estará a cargo del académico Yerko Moreno, director del Centro Tecnológico de la Vid y el Vino (CTVV). “Yo voy a participar en dos líneas. Una de ellas se relaciona con la evaluación de porta injertos resistentes a enfermedades que atacan las raíces de las pantas de vid, y vamos a evaluar esas líneas que ha generado al Universidad de California en las condiciones de Chile. Y la otra línea de investigación está relacionada con la búsqueda de métodos objetivos para pronosticar calidades de cosecha, segregar esas cosechas y de esa forma, optimizar la calidad potencial y los rendimientos que se obtienen de los distintos viñedos. En la práctica hoy día los indicadores para medir madurez, composición y calidad potencial de los viñedos son bastante subjetivos, y lo que estamos buscando es desarrollar métricas para ser capaces de encontrar índices que nos permitan en forma eficiente y objetiva caracterizar la calidad potencial de las uvas para hacer vino”, dijo el profesor Moreno.